Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Manifiesto de Lanzamiento del MUDI

A continuación presentamos algunas de las primeras reflexiones y los objetivos fundamentales que han dado nacimiento al Movimiento Universitario por el Desarrollo Institucional.

Estas ideas no constituyen en rigor un cuerpo exhaustivo de proposiciones. Las lanzamos a la palestra de discusión de  nuestra universidad, como estimulo e invitación, para que todos los uasdianos se integren al debate y nos acompañen ha hacer de nuestra ALMA MATER UN FARO DE LUZ.

INDICE GENERAL DEL MANIFIESTO

Ir a la Página Principal

  1. La Importancia de la UASD en la Sociedad Dominicana

  2. Las características de la UASD en el contexto mundial

  3. La Universidad que Queremos

  4. La Modernización Docente

  5. Por un mayor protagonismo de la Investigación

  6. Fortalecimiento de la Extensión Universitaria

  7. Respaldo a las Actividades Deportivas

  8. Nuevo Modelo de Funcionamiento

  9. Propiciar las Reformas Administrativas

  10. Impulsar la Desconcentración y la Descentralización

  11. El Presupuesto necesario

  12. Nuestra visión sobre las Reforma Institucional

  13. El Compromiso con la Democracia

  14. La Unidad de los Universitarios

 

La Importancia de la UASD en la Sociedad Dominicana

A casi cuatro décadas del nacimiento del Movimiento Renovador, cuyos objetivos y principios básicos aún conforman la misión de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, es justo reconocer los significativos aportes de la academia a la sociedad dominicana en la formación de recursos humanos calificados, producción de conocimiento y extensión cultural y científica, a todo lo largo y ancho de la geografía nacional.

La UASD, ha sido un ejemplar en su condición de modelo de democracia como reserva moral y cantera patriótica del pueblo dominicano.

En la actualidad la Universidad Primada de América sigue siendo, por ley, la única universidad pública del país. Participa con el 50% de la población universitaria y gradúa cada cinco años, un porcentaje similar del total de los nuevos profesionales que satisfacen la demanda de mano de obra calificada del sistema productivo nacional. La UASD, es además, la única del país que realiza de manera ininterrumpida, labores de investigación y extensión de cierta trascendencia.

Regresar al Indice

Las características de la UASD en el contexto mundial.

No obstante estos méritos e importancia indiscutibles, por múltiples razones económicas, socio-políticas e ideológicas, a lo largo de todos estos años ochenta,  pese a ingentes esfuerzos de su colectividad, nuestra academia ha venido experimentando un fuerte deterioro en su calidad, ha perdido parte importante de su capacidad crítica y ha reducido su participación en el debate de los grandes problemas nacionales.

En gran medida,  la UASD de nuestros días, se caracteriza por ser un centro académico de lenta innovación de su oferta curricular, de una inadecuada e insuficiente infraestructura física, de laboratorios, equipos y tecnología educativa abrumadamente obsoletos, reducidos niveles de investigación y extensión, así como la ausencia de políticas y planes coherentes de expansión y fortalecimiento institucionales.

Sin duda, nuestra academia, vive hoy un período muy difícil, caracterizado, además, por el agotamiento de formas de conducción y gestión probadamente anticuada.

Por otra parte, los acelerados avances de la revolución científica y tecnológica, los procesos de globalización y la conformación de un sistema político militar monopolar, ha impactado de diferentes formas a todos los países del planeta.

Las brechas de ingreso per cápita entre las naciones desarrolladas y subdesarrolladas y las diferencias cualitativas en cuanto a sus diferencias productivas, comerciales y financieras han crecido notablemente en las últimas décadas.

Igualmente se han agudizado los problemas referentes a la desigualdad social y a la pobreza.

En este tenor, es innegable el rol que les ha tocado y les tocará desempeñar a las instituciones de educación superior en las transformaciones de estas sociedades.

Son estas realidades las que aumentan también la presión sobre la necesidad de una UASD que supere sus dificultades y vuelva a ser FARO DE LUZ de todos los sectores dominicanos orientados hacia la CONSTRUCCIÓN DE UNA SOCIEDAD MODERNA Y JUSTA.

Regresar al Indice

La Universidad que Queremos

La universidad del Estado tiene que destacarse nacional e internacionalmente no solo por su carácter público y su naturaleza esencialmente popular, pluralista y democrática, sino también por la alta calificación y entrega de su personal docente, por el rigor del proceso de enseñanza-aprendizaje y la calidad de sus egresados. Una universidad que prepare eficientemente los recursos humanos del nivel profesional y científico que el país requiere a nivel local,  municipal, provincial, regional y nacional para impulsar su desarrollo económico y social y para satisfacer la demanda en el mercado laboral. Una universidad que sea reconocida por sus aportes científicos, el valor de sus publicaciones y su creatividad cultural.

Regresar al Indice

La Modernización Docente

Ante los desafíos planteados por los acelerados avances de la revolución científica y tecnológica, a nivel mundial, las necesidades del sistema productivo nacional y la dinámica de una demanda masiva de enseñanza superior en el país, debemos emprender esfuerzos vigorosos de modernización académica para que nuestra UASD se coloque en condición y capacidad plena de cumplir eficientemente con la misión de proveer una formación integral, competente y actualizada.

En este sentido, es oportuno destacar la importancia de la puesta en marcha de un nuevo proceso de evaluación y rediseño curricular que renueve la oferta educativa (planes, programas, nuevas carreras) para todo el territorio nacional y permita la introducción de nuevas tecnologías mas acorde con las dimensiones y la estructura de las necesidades de educación superior de la población dominicana, sobre todo, de aquella que prefiere o sólo tiene acceso a la universidad pública.

Se requiere una profunda reforma académica que integre todas las formas de enseñanza: tradicional, a distancia, continua, de grado y postgrado, en sus diferentes modalidades.

Paralelamente el proceso de reforma educativa, es imperativo hacer mayores esfuerzos en el mantenimiento y remodelación de los edificios existentes, en la terminación de las obras inconclusas y en la elaboración de un plan de expansión de nuevas edificaciones, de acuerdo con las exigencias de una educación integral y en respuestas oportunas a las necesidades presentes y futuras de la universidad.

Es impostergable la necesidad de equipar debidamente con tecnología moderna las aulas,  laboratorios y bibliotecas de  la universidad. En este mismo aspecto tiene que existir una política efectiva de aprovisionamiento de los materiales que, diariamente, consumen estos equipos, así como de su reposición actualizada.

Al centro de estas nuevas políticas y planes hay que colocar la ejecución de un programa integral y masivo perfeccionamiento docente que familiarice al profesor universitario con las nuevas metodología y técnicas de enseñanza y que, al mismo tiempo, propicie las condiciones para al obtención de un nuevo grado universitario (especialidad, maestría o doctorado) o su participación en cursos de actualización profesional.

La calidad que la sociedad moderna exige, obliga a que la institución sea más rigurosa en la selección, formación, evaluación y promoción de sus miembros en todas las instancias.

Para elevar el rendimiento de los estudiantes, además de una buena política de bienestar estudiantil y de las mejorías que supone una adecuada infraestructura física, un paso de gran importancia será la ejecución de programas efectivos de orientación profesional y tutorías.

Regresar al Indice

Por un Mayor Protagonismo de la Investigación

Las tentativas de modernización y las aspiraciones de nuevas formas de vinculación con la sociedad no será efectivamente logradas si no se impulsa la investigación en todas las áreas científicas y se estimulan los recursos creativos de los universitarios.

En el contexto de las instituciones de educación superior en el país, la UASD tiene primacía en el apoyo de la investigación. Pero se trata de niveles muy precarios en relación a las potencialidades. En el mundo de hoy adquiere cada vez mayor relevancia la función de la investigación y producción de conocimientos en las universidades, tanto como eje de al calidad docente, como centro dinámico de la articulación con los sectores y grupos de la sociedad.

El profesorado uasdiano está necesitado de políticas para su desarrollo científico que le permitan enfrentar exitosamente los retos de los nuevos tiempos.

En el marco de los estudios de postgrado panes y programas de investigación, urge diseñar y aplicar planes y programas de investigación que mejoren sustancialmente la calidad de la instrucción superior.

Regresar al Indice

Fortalecimiento de la Extensión Universitaria

Resulta evidente que las vinculaciones de la universidad con su sociedad y el entorno internacional deben ser fortalecidas, renovadas y ampliadas, en múltiples áreas y ámbitos de acción. La presencia  proactiva de la universidad en la vida nacional y la imagen de ésta, arraigada en la población, como símbolo de los mejores valores científicos y humanísticos del país, al paso de los años han sufrido retrocesos y deterioros. No se trata sólo de la recuperación o búsqueda de una imagen gradualmente perdida, sino que es preciso reconocer los cambios  experimentados por la sociedad dominicana y las nuevas exigencias y posibilidades que se plantean, por lo que deben fomentarse vinculaciones a diversos niveles, como corresponde a los nuevos tiempos y a la misión orientadora de la universidad.

Mayores relaciones consultivas con las instituciones del Estado y sus programas, en las funciones científico-técnica, como universidad pública y sin merma de su independencia crítica. Relaciones con los sectores económicos  y empresariales, tanto en torno a la asistencia científica  y técnica  como respeto a las debidas coordinaciones y planeación en la formación de los recursos humanos con organizaciones gremiales, sindicales, populares y con las organizaciones no gubernamentales. Incentivando las redes de solidaridad, la asistencia y vinculación con comunidades locales. Fomentando la asistencia y colaboración a escala  internacional, y promoviendo la cooperación, el intercambio académico y la realización de programas conjuntos con otras universidades.

Se hace necesario que la universidad revitalice su presencia y su incidencia como forjadora de opinión pública, participando de forma destacada en los debates de realidades y problemas nacionales e internacionales  de relevancia, así como  contribuyendo al fomento y difusión de los valores éticos, cívicos y a las manifestaciones humanísticas y artísticas.

Regresar al Indice

Respaldo a las Actividades Deportivas

La universidad tiene que multiplicar su respaldo a las actividades deportivas como parte imprescindible en la educación de la juventud universitaria y como aglutinante sano del personal académico y administrativo.

Regresar al Indice

En el Nuevo Modelo de funcionamiento  el profesorado debe  disponer de tiempo, condiciones e incentivos para aportar mas al desarrollo de la UASD

 La tendencia de los nuevos tiempos en la línea de la homologación de los saberes y las acreditaciones demanda que el personal docente esté a la altura de los estándares internacionales. Esta razón es de por sí misma suficiente para entender que como centro de cualquier cambio institucional, lo primero es establecer un sistema de   contratación de los profesores que sin merma de sus ingresos reduzca drásticamente la carga semanal,  a veces, hasta de cuarenta horas teóricas  o sus equivalentes en prácticas, que tiene que soportar el docente en aulas o en  laboratorios.

 El profesorado deberá tener las opciones para realizar una labor que permita un mayor rendimiento para la institución, al mismo tiempo que pueda dedicar tiempo a su actualización permanente.

 En ese contexto el año sabático debe convertirse en un tiempo conveniente para fortalecer el proceso ininterrumpido de perfeccionamiento docente que los nuevos tiempos reclaman al profesorado. Es por ello que el MUDI reclamará, en lo sucesivo, que el año sabático se otorgue cada 7 años con rigor cronológico, debiendo los  profesores y las profesoras elaborar  sus planes en concertación con sus unidades académicas respectivas.

Indefectiblemente que las condiciones materiales en las aulas, en los laboratorios, en las bibliotecas y  en los centros de investigación  tienen que cambiar para permitir  a los profesores el uso de tecnologías de mayor rendimiento.

Así mismo hay que establecer también un sistema salarial que  eleve los montos y fije una mayor diferenciación en lo que respecta a las diferentes categorías (titulares, adjuntos, adscritos y provisionales).

Punto importante en el mejoramiento de las condiciones de los académicos  es el apoyo al manejo independiente,  por  ellos mismos, de los fondos destinados a su seguridad social.

En este momento crucial que vive la universidad, de cara a los cambios de esencia y de imagen que reclama la población, son los profesores los más llamados a convertirse en el eje unificador de toda la familia universitaria. Son  los profesores quienes están en mejor situación para entender las graves amenazas externas que penden sobre la Universidad; amenazas reales de privatización y cercenamiento de su democracia interna. Amenazas, que de convertirse en realidad,  suprimirían  las conquistas de todos los sectores universitarios, fundamentalmente las de los profesores  quienes   ejercen las principales funciones en el sistema universitario conforme lo establece el Estatuto Orgánico. Por el rol protagónico a que le obliga el devenir  uasdiano, como por la naturaleza docente que lo hace ser el recurso humano de mayor permanencia en la academia, es el profesorado el directamente llamado a promover el fortalecimiento de los valores que nos definen como institución estatal, democrática, y abierta a todas las corrientes del pensamiento.

Regresar al Indice

Propiciar Reformas Administrativas

Las reformas administrativas, tan necesarias como impostergables en la universidad, tendrán como objetivos central la racionalización de los recursos humanos en términos de su idoneidad para las funciones a desempeñar, así como la modernización de la estructura y nomenclatura de puestos. Es decir, reformas que se traduzcan en el diseño de un sistema gerencial mas moderno, uniforme y descentralizado que permita un uso óptimo y transparente de sus recursos humanos, materiales y financieros, y una mayor eficacia en el cumplimiento de sus funciones de planificación, organización, dirección y control.

Regresar al Indice

 Impulsar la Desconcentración y la Descentralización

Los cambios en la estructura académica y administrativa deben ir también acompañados por un proceso de desconcentración de la población universitaria, tanto en la sede central como en los centros regionales. Otros aspectos a tener en cuenta es la realización de una descentralización de las actividades académicas sobre todo aquellas que tienen que ver con la necesidad de responder de manera mas efectiva al desarrollo regional (por ejemplo la conversión de los centros regionales en recintos universitarios). La desconcentración, y descentralización requerirán de nuevas y modernas infraestructuras, (autenticas ciudades universitarias), tanto en el Distrito Nacional como en las diferentes regiones y provincias del país.

Regresar al Indice

El Presupuesto Necesario

Para  poder sostener  las profundas transformaciones  que implica  el proceso de modernización, la  universidad tendrá  que contar  con los recursos necesarios. Uno de los factores que más ha impedido el desarrollo autónomo sostenido y vigoroso  de la Universidad ha sido precisamente el incumplimiento por parte del Estado dominicano  de la ley  5778.

 De acuerdo con el contenido de dicha  ley,  el gobierno central está en la obligación de asignar a la UASD no menos del 5% del presupuesto centralizado del gobierno. Si  se estuviera cumpliendo  con dicha ley la  academia estaría recibiendo mensualmente  alrededor del triple de los recursos  que actualmente recibe. Sin embargo aun así esta cantidad sería insuficiente  dado que apenas  representaría el  0.5% del producto   nacional  bruto dominicano cuando a nivel mundial este porcentaje  se sitúa entre un 2 y un 3 %.

Para tener una idea de lo precario del presupuesto asignado a la educación superior pública dominicana,  recordemos que  la Universidad de Puerto Rico, por ejemplo, con menos de la mitad de la población estudiantil de la UASD, recibe  un presupuesto que multiplica por más de diez  el presupuesto que recibe la UASD del Estado dominicano.

Sin lugar a dudas que esta  actitud de quienes han gobernado y administrado el Estado hasta la fecha, no resiste el más mínimo análisis y mantenerla por más tiempo es incompatible con el punto de vista de hacer del  crecimiento de la economía un proceso sostenible a largo plazo. De ahí la  posición del  MUDI de revitalizar la lucha universitaria por el cumplimiento de la ley 5778.

Empero, la UASD necesitará mayores recursos  que los establecidos por la ley si quiere alcanzar los niveles de calidad anhelados. Es en consecuencia ineludible el diseño de una política agresiva  de captación de recursos económicos y financieros  que explore todas las fuentes internas y externas  sin menoscabo de los sagrados principios de la institución.

La  universidad  debe paralelamente con la obtención   de nuevos ingresos, diseñar una política  racional de  asignación y ejecución de recursos que responda a una estrategia de desarrollo institucional. En ese sentido  deben ser  bien definidas  las proporciones adecuadas entre el gasto corriente y el gasto de capital,  y  las  diferentes cuentas dentro de estas partidas.

Asimismo, la Universidad tendrá que  someterse  a la elaboración y ejecución de presupuestos anuales por programas con proyectos claramente identificables. La rendición de cuentas ante la Nación pondrá de manifiesto el manejo transparente de los recursos y cuidará de que la ejecución responda a los planes de la institución; planes que a su vez serán diseñados tomando en consideración los planes nacionales de desarrollo del Estado Dominicano y las principales tendencias económicas y sociales de la República Dominicana.

Regresar al Indice

Nuestra Visión sobre la Reforma Institucional

Los cambios en el ámbito institucional y en las estructuras de gestión son apremiantes y fundamentales para la consolidación de la  universidad con los perfiles que requiere la nación. Los debates sobre la orientación  de tales cambios y reformas  no deben ser coartados ni eludidos, mucho menos restringidos en sus áreas de acción. Por el contrario los avances en las reformas deben ser fruto de una profunda reflexión con la participación consciente de los universitarios, involucrando los fundamentos y la misión de la universidad en el contexto de las transformaciones contemporáneas de la sociedad dominicana y mundial.

Ante todo, tenemos la firme convicción de que las reformas deben sustentarse en el fortalecimiento de las funciones de una universidad pública, autónoma, con plena capacidad crítica, comprometida con los principios democráticos, el desarrollo, el estado de derecho y el cambio social del país. Una universidad que garantice el acceso a la educación  superior sin  ningún tipo de discriminación social sobre la base del mérito y del esfuerzo, y que sea forjadora de profesionales y especialistas altamente calificados y de ciudadanos comprometidos con el desarrollo de la Nación.

Regresar al Indice

El Compromiso con la Democracia

Los mecanismos de concertación y las prácticas de ejercicio de la democracia en la universidad son objetos de permanente cuestionamiento público. La escenificación periódica de conflictos, pugnas e inestabilidades aparecen como  el signo de una lamentable dinámica regresiva, que debe ser a todas luces superada.

 Esta situación es aprovechada con eficacia por intereses opuestos al fortalecimiento de la UASD como entidad pública, autónoma y proveedora de una educación superior de calidad. Para algunos la solución definitiva consiste en desterrar el legado de participación democrática aportado por el Movimiento Renovador, impulsar el autoritarismo y la centralización y propiciar la exclusión de sectores de toda forma de gestión universitaria dejando a ésta bajo el control de una reducida burocracia.

 Creemos que la democracia es fundamental para la vida universitaria y para el desarrollo fecundo y creativo de sus funciones básicas de docencia, investigación y extensión. De modo que no es limitando los espacios democráticos como podremos avanzar, sino fomentando una renovada participación consciente y responsable de los universitarios, y un compromiso firme y decidido con los intereses generales de la institución   por encima de los intereses particulares de los grupos. No hay  dudas que las tradicionales  formas y prácticas de concertación medidas por los objetivos y particularismos corporativos, gremiales y políticos han contribuido a degradar el ejercicio democrático.

 En el momento actual es crucial impulsar una renovación del compromiso de los universitarios con los fines generales de la institución, una participación decidida y mayor énfasis en una representación de calidad.

Regresar al Indice

La Unidad de los Universitarios

Hoy, más que nunca antes, es indispensable la unidad interna de todos los universitarios, al margen de los agrupamientos y siglas bajo la égida de la UASD. Y para lograrlo basta con estar dispuestos a impulsar a la universidad por los caminos del progreso, del desarrollo democrático y plural.

 El MUDI surge con la disposición de servir de instrumento idóneo para la realización de las tareas que requiere el desarrollo de la UASD en el momento actual.  Se convierte, a partir de este momento, en un  mecanismo a través del cual todos los académicos y todas las académicas,  podremos canalizar nuestros esfuerzos en pos de la modernización de la universidad sin renunciar a su esencia.

Regresar al Indice

 

 

Home