Make your own free website on Tripod.com

Bienvenido al sitio 

de la 

Universidad Autónoma de Santo Domingo

 

Gracias por visitar nuestro sitio en la red.

 

En agradecimiento a tu visita quiero decirte algunas cosas de nuestra institución académica.

 

En primer lugar, el de Universidad Autónoma de Santo Domingo es el nombre que nuestra academia de estudios superiores ha llevado en su etapa más moderna, iniciada a principios del decenio de los años 60, en 1961 para ser precisos, luego del tiranicidio que dio al traste con la dictadura de 30 años del déspota Rafael Trujillo.

 

Hasta ese momento, y desde su resurgimiento en los años 30 del siglo pasado, tras un prolongado letargo histórico, nuestra academia, de pocos estudiantes y apenas cuatro o cinco carreras, llevaba el nombre de Universidad de Santo Domingo.

 

Fue tras una ardua lucha de estudiantes, de profesores de avanzada y del personal de apoyo docente de esa época, que nuestra universidad conquistó del gobierno que sucedió a la tiranía un decreto ley que le reconoció la condición de autonomía administrativa y la situación de fuero territorial y patrimonial, que mantiene todavía.

 

Pero no sólo esos dos nombres han designado a nuestra institución.

 

La verdad histórica es que nuestra casa de altos estudios se llamó Universidad Santo Tomás de

Aquino al momento de su fundación, decretada por el Papa Pablo III mediante una bula que tituló "In Apostolatus Culmine", que dictó en respuesta a una petitoria que le formuló un grupo de padres de la orden de los dominicos que se establecieron en la parte este de la Isla Española pocos años después de la llegada de los europeos a nuestro continente. La petitoria de los sacerdotes fue redactada y enviada al Vaticano, en Roma, en 1537, y la Bula Papal fue publicada en 1538.

 

O sea, que esta Universidad Autónoma de Santo Domingo de la actualidad es la proyección histórica de aquella Universidad Santo Tomás de Aquino, del 1538, y que, por tanto, contamos con 465 años de fundada. De ahí nuestra condición de Primera Universidad de América, título del cual nos sentimos más que orgullosos.

 

 

De aquellas primigenias carreras de Teología y Medicina que impartía en esos lejanos siglos, nuestra Alma Mater ofrece hoy más de 120, a una población de casi 130 mil estudiantes que crece a ritmo sostenido.

 

En todo lo que podrás conocer de nuestra academia a través de este sitio comprenderás cómo de aquella universidad confesional, primero, y elitista, después, hemos devenido en academia pública, o estatal, abierta, democrática y popular, y por qué nos consideramos un verdadero patrimonio del Pueblo Dominicano.

 

Gracias por tu decisión de visitarnos.

 

Espero que disfrutes tu recorrido por nuestra UASD.

 

Dr. Porfirio García Fernández

Rector Magnífico